Es un conjunto de acciones con las que se gestiona la deuda y se recuperan los impagos. Se denomina recobro a la acción de llevar a cabo la recuperación de un importe correspondiente a una obligación de crédito. El recobro se puede llevar a cabo de forma directa con el deudor, o a a través de una entidad terciaria. Es decir, las entidades bancarias o entidades financieras pueden recobrar sus créditos mediante departamentos especiales establecidos para tal fin o también pueden transferir las cuentas morosas o vencidas a una agencia de recobro.

Existen varios principios en el recobro que se agrupan de la siguiente forma:

Cobrar el dinero prestado: El trabajo principal de la persona responsable de recobro es cobrar el dinero lo más cerca posible de los términos de la obligación. El deudor está obligado a pagar dentro de los términos del acuerdo. El trabajo de la persona encargada del recobro es asegurarse de que se cumple esta obligación. El tono puede ser indulgente al principio, pero debe intensificarse y acelerarse tanto como sea necesario para garantizar el pago por parte del deudor.

Mantener un seguimiento sistemático y constante: Es importante mantener contactos adicionales en un horario estricto. Si se le informa al cobrador, de que se le realizará un pago mediante una transferencia dentro de unos días, debe tenerse en cuenta. Si esta transferencia no se recibe a la hora establecida, es esencial hacer un seguimiento, de lo contrario, el esfuerzo de recobro será en vano. El seguimiento sistemático de las cuentas, incluso aquellas que no se pueden pagar inmediatamente, refuerza la naturaleza grave de la deuda pendiente y enfatiza la importancia que le atribuye el acreedor.

Negociar con el cliente: Hay que tener un margen de negociación con los clientes que no pueden hacer frente a pagos inmediatos o en los plazos acordados. Para ello existen herramientas como las prolongaciones estos aplazamientos de deuda tienen un sobrecoste del que se tiene que informar al cliente.

Preservar siempre la buena voluntad: Si un cliente no puede responder a sus deudas en un momento puntual, no significa que no pueda ser un buen cliente en un futuro, por ello siempre se debe respetar la buena voluntad del mismo.

¿Qué hacen las empresas de recobro?

Las empresas de recobro son aquellas que hacen de intermediarios entre la empresa acreedora y el consumidor para el cobro de una deuda de este último ya sea de suministros en el hogar, telefonía, pago de hipoteca, etc. En España lo existe una regulación específica por lo que el Código Civil, la Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios y la Ley de Protección de Datos son las que marcan los límites en las actividades de este tipo de empresas.

Para las entidades acreedoras, una empresa de recobro supone una herramienta para conseguir que los clientes paguen sus deudas sin necesidad de acudir a los tribunales. Por ejemplo, si un deudor tenía una deuda con un banco, la empresa de recobro “compra” esa deuda y de esta forma tiene derecho a reclamar al cliente la deuda inicial que tenía con la entidad bancaria más los intereses.

De acuerdo con lo establecido en el Código Civil español: cuando lo que deba entregarse sea una cosa determinada, el acreedor, independientemente del derecho que le otorga el artículo 1101, puede requerir al deudor a que realice la entre. Esto quiere decir que, la empresa de recobro tiene total derecho de reclamar extrajudicialmente la deuda, siempre y cuando según los Tribunales de Justicia, esa deuda sea cierta, lícita, exigible, vencida e impagada.

Recobramos tus impagados sin que te cueste nada
Recuperamos tu dinero

Más información

Nuestro recobro de deudas eficaz y económico

Si estas teniendo problemas por facturas impagadas por parte de tus clientes Recobrarte te ayudará a recobrar la deuda. Si tu empresa o PYME tiene problemas con alguna otra empresa por algún impago nosotros te ayudaremos de forma eficaz. Además nuestros servicios son económicos por lo que cualquier empresa puede hacer uso de nuestros servicios.

Analizaremos tu caso y buscaremos el método más rápido para poder recobrar los impagos.

¿Qué hago cuando necesito cobrar deudas?

Lo mejor es recurrir a verdaderos especialistas, externalizar la gestión de impagados puede hacer a las empresas ahorrar mucho tiempo y mucho dinero.

Si se necesita cobrar una deuda se puede presentar una demanda a través de la que se solicita al juez civil o al de pequeñas causas, ordenar el pago de lo que se debe o hacer cumplir la obligación.

La demanda deberá presentarse ante el juez civil del lugar donde vive la persona que le debe. Una vez presentada la demanda, y si el juez considera que se cumplen los requisitos, ordenará al deudor incumplido pagar lo que se debe, en determinado plazo. A su vez embargará sus bienes, esto le impedirá al deudor disponer de ellos.

Si en el plazo otorgado por el juzgado, el deudor no realiza el pago, se ordenará seguir adelante con el proceso, se realizará el ajuste formal de la cuenta, para actualizar los valores que se deben se dispondrá avalar los bienes del deudor, para después venderlos y con el producto de esa venta pagar la deuda que motivó la interposición de la demanda.

Nos encargamos de todo el proceso para que no tengas que preocuparte por nada, además podrás conocer en que estado se encuentra cada uno de los expedientes en todo momento.

Recobrar facturas impagadas en la PYME de forma eficaz

Muchas PYMEs tienen que lidiar con muchas facturas impagadas. Para poder solventar de alguna forma esta deuda, la Agencia Tributaria facilita la recuperación del IVA que ya se haya liquidado una vez se sepa que el cliente no va a abonar la factura. Para ello hay que cumplir con los siguientes requisitos:

• El cliente debe ser un autónomo o una empresa

• Se debe haber registrado la operación en la contabilidad y liquidado el IVA

• El impago debe ser de al menos seis meses desde la emisión de la factura.

• Se debe haber reclamado el pago de la deuda de manera oficial

• Se debe anular la factura original emitiendo una rectificativa

• Se debe reclamar a través de los tribunales o notarios.

• Mandar a la Agencia Tributaria la factura rectificativa

Para conseguir la devolución del IVA es preciso que se cumpla con los plazos que exige la ley. La factura rectificativa debe emitirse a lo largo de los siguientes tres meses una vez que se cumplan los seis meses de cortesía al moroso. En el caso de las empresas grandes este tiempo se alarga hasta el año. Esta operación no se emplea para la devolución trimestral del IVA. Su objetivo es compensar el IVA ingresado en Hacienda por un producto o servicio prestado y que no se ha cobrado.

¿Dónde Gestionar un Recobro?

Un recobro se puede gestionar mediante empresas que hagan de intermediarios. Estos pueden ser: gestores, abogados, notarios, entidades bancarias o financieras, etc. Esto se puede realizar mediante empresas físicas o mediante aquellas que funcionan únicamente de forma online.

Nosotros somos especialistas en la gestión de recobros, si quieres tener éxito en la recuperación de Impagados contáctanos.

Es importante que antes de realizar cualquier gestión se asegure de que todos los papeles están en regla y que se ha superado el tiempo de cobro de la factura emitida.

Además a diferencia de todas las demás empresas somos los únicos que no cobramos nada si la empresa no consigue recuperar su dinero, ni gastos de procuradores, ni abogados, ni nada de nada. Por contrato.

¿Impagados? Recuperamos tu dinero
Gastos repercutibles al deudor

Más información

Gestionar un Recobro en Madrid

Desde Recobrarte gestionamos impagados de toda España, gestionar un recobro en Madrid ahora es más fácil, sencillo y eficaz con Recobrarte.

Todo el proceso se puede llevar de forma online sin necesidad de tener que ir a la delegación, contamos con una Oficina Virtual diseñada para facilitar el proceso a todos los clientes.