La gestión de cobros consiste en las tareas administrativas y financieras orientadas a la captación de recursos monetarios procedentes de una transacción económica o mercantil. Es por ello que la labor principal de la gestión de cobros es la obtención de la recaudación en un organismo o empresa. Se encarga de ordenar, planificar y controlar todos los ingresos de una organización, de forma que sea el órgano fiscalizador y de reclamación de los ingresos en una organización. Esta función desempeña tareas de control de las deudas y próximos vencimientos, previsiones de pago de los clientes, planificación de los vencimientos así como reclamación ante la falta o retraso en el pago por parte de los consumidores.

Claves para una buena gestión de cobros

Parece que nuestra empresa funciona muy bien y está logrando gran éxito. Sin embargo lo más importante es que nos paguen. Las deudas se acumulan a modo de facturas impagadas. Para evitarlo, nada mejor que realizar una buena gestión de los cobros.

Estas son algunas de las claves a tener en cuenta para lograr una buena gestión de cobros:

  • Conocer al cliente: Una correcta gestión de cobros parte de la base de conocer a fondo, con quien se trata. Para ello hay que analizar a fondo aspectos como el historial de pagos y el volumen de compra, la antigüedad e importancia para nuestra empresa de este cliente, y también las garantías de cobro y antecedentes de negociación previas.
  • Negociación: Es importante establecer desde el principio unas condiciones de cobro claras y beneficiosas para el cliente, para el proveedor y para el propio negocio. Siempre estableciendo una parte de flexibilidad para situaciones especiales que puedan producirse.
  • Gestión: El importante realizar una buena gestión de cobros, teniendo siempre en cuenta las cantidades, las fechas en la que se va a efectuar y el modo. Posteriormente, cuando todo ello se efectúe, se procederá a la contabilización de los importes.
  • Control: El control es imprescindible, La tesorería de la empresa debe gestionar todos los cobros.
  • Una vez que veamos que se supera el plazo de pagos del cliente, tenemos que agotar todas las vías de comunicación con el deudor en la reclamación de la deuda, dejando constancia de todas ellas mediante pruebas físicas.
  • Si la deuda es de proporciones importantes para nuestra actividad empresarial y las facturas impagadas son de grandes importes, hay que tratar de llegar a un acuerdo con el deudor para el cobro de deudas.

¿Cómo mejorar la gestión de cobros de tu empresa?

Es importante contar con un buen equipo de gestión de cobros para que una empresa pueda lograr la mayor rentabilidad de su actividad. Es esencial tener unas buenas ventas pero también hay que tener una buena gestión del cobro. Si no se cuenta con una buena gestión, se puede acabar buscando fuentes de financiación externas. Hay casos en los que se acaba no pagando a proveedores.

Estas son algunas de las claves para mejorar el cobro de la empresa:

  • Reducir el periodo medio de cobro: Acortar el periodo de cobro de las facturas repercute positivamente en el capital circulante. Si se reduce el periodo de cobro a la mitad, por ejemplo, se multiplicaría la cantidad de capital circulante con la que cuenta nuestra empresa para derivar a otros proyecto.
  • Combatir los impagos: Uno de los métodos más efectivos hace unos años era el de crear un departamento propio con profesionales capaces de gestionar eficazmente estos problemas. Este equipo debía saber negociar formas de pago alternativas al impago, y reclamar judicialmente por ejemplo. Ahora está totalmente demostrado que dejar el recobro de impagados a unos verdaderos expertos como Recobrarte aumenta la tasa de éxito hasta el 90%. Evitas destinar recursos fijos de la empresa a un fin que puede ser a veces solo puntual. Sin duda alguna externalizarlos y más si se hace con empresas que van a éxito, que no cobran nada si no se consigue recobrar es lo mejor.

Nuestras soluciones de gestión de cobro para empresas y profesionales

Si tienes problemas con tus clientes y no sabes cómo gestionar tus cobros Recobrarte ofrece el servicio a la medida de tu empresa. Recobrarte analiza la situación de cada una de las empresas buscando la solución que mejor se adapta a cada una de ellas. De esta forma las empresas consiguen de forma rápida y sencilla gestionar sus cobros. Estas soluciones se adaptan a cualquier tipo de empresa, ya sean grandes, PYMEs y profesionales y autónomos. Sea cual sea tu caso, aquí está la solución.

¿Dónde encontrar empresas de gestión de cobro?

Actualmente podemos encontrar empresas de gestión de cobro físicas y online. Dependiendo de la magnitud de nuestro problema, el tipo de empresa que seamos y las capacidades que tenga nuestra empresa accederemos a unas u otras. Hacer uso de de estas empresas ofrecen muchas ventajas:

  • Los costes se optimizan: las empresas de gestión de cobros conocen debidamente el sector y poseen la experiencia necesaria, el personal debidamente formado y las herramientas tecnológicas precisas para desempeñar el cobro de deudas de forma eficiente.
  • El proveedor que asume el recobro es un profesional con muchos años de experiencia en el sector. Al tratarse de personal cualificado, podrá comprobar que el número de expedientes que resuelven será mucho más elevados y los tiempos de resolución bastante inferiores.
  • Los directivos de la empresa podrán dedicar más recursos a otro tipo de tareas más trascendentes.

Empresas de gestión de cobros en Madrid

Madrid cuenta con más de 600 empresas en las que se puede realizar la gestión de los cobros. Existen diferentes tipos de empresas según la necesidad de cada clientes, desde notarios, hasta abogados o gestores de cobros.
Recobrarte es la única empresa que recobra deudas sin cobrar nada absolutamente si no consigue recobrar. No se cobran gastos de procuradores, de abogados, ni cuotas, solo cobran sin consiguen recobrar, si el cliente no cobra, nosotros tampoco.