Por desgracia, cada vez son más las empresas que deben destinar recursos personales a la gestión de los impagados y es que la morosidad no es algo que baje sus niveles. No es fácil ver venir cuando alguien nos dejará facturas sin pagar y, por ello, estos impagos generan un impacto importante a nuestra contabilidad. Si quieres gestionar tus facturas impagadas de una forma simple, cómoda y ágil, te recomendamos que acudas a una de las empresas de gestión de impagos. Son profesionales en el tema y verás que sus servicios son de lo más asequibles. Te hablamos de los beneficios de externalizar la reclamación de impagados de tu empresa.

Facilidad de gestión de los datos

Uno de los aspectos que debemos valorar cuando hablamos de las empresas de gestión de impagos es la facilidad con la que podemos gestionar los datos con ellos. Antes de contratar una empresa que reclame nuestras facturas impagadas, debemos asegurarnos de que todas las gestiones pueden realizarse de modo online. De este modo, todo el proceso se agiliza y nosotros podremos cobrar nuestras facturas más rápidamente.

Ten en cuenta, eso sí, que hay cierta documentación que precisa ser original en caso de llegar a los juzgados, por lo que es posible que debas hacérsela llegar a través de mensajero. Pero, durante la mayor parte del proceso, la gestión online es posible y, además, de lo más cómoda.

Atención al cliente: clara y concisa

Las empresas de recobros destinan una gran cantidad de recursos a su servicio de atención al cliente. Son conscientes de que sus usuarios requieren de atención personalizada y actualizada en todo momento, por lo que es fácil ver en ellas diferentes medios de contacto. Cualquiera podrá usar el canal de comunicación que le sea más fácil. Además, debemos destacar también la empatía y el trato cordial con sus clientes, pues estos profesionales saben perfectamente el duro momento por el que estos están pasando.

La gestión de tu expediente es privada, por lo que es posible que haya cierta información sensible que no puedan ofrecerte por teléfono. Sin embargo, sí podrás hacer tus consultas con la persona responsable de tu caso. De este modo, tus datos están protegidos, pero tienes a un responsable que te informará de todo el proceso.

Reclamación de impagados: Legislación

Otra de las ventajas con las que contamos a la hora de contratar a las empresas de recobros es que tienen muy clara las limitaciones que se establecen por ley en cuanto a la reclamación de los impagados. Tienen la formación adecuada para ello y saben perfectamente de qué manera se pueden hacer estas gestiones sin incurrir en situaciones desagradables para ninguna de las partes. Vulnerar la privacidad es algo que está penado y es un concepto que se usa mucho en la actualidad. La línea, en este caso, es muy delgada, por lo que si estos expedientes los llevas a cabo tú mismo, puedes llegar a incurrir en un delito por el que, además de no cobrar tu factura, serías sancionado.

Además, es necesario mencionar que estas empresas de recobros están, mayoritariamente, asociadas a bufetes de abogados. Por ello, saben cuáles son los pasos necesarios en todo momento y se apoyan en ellos para seguir las leyes que, como empresas de recobro, deben seguir.

Es importante destacar en este apartado que los abogados que trabajan con estas empresas serán también los encargados de iniciar un proceso judicial en caso necesario. Ellos se ocuparán de la tramitación de toda la documentación y buscarán el proceso más simple para ti. En caso de llegar al punto de tener que ir a juicio, ellos ya te proporcionarán el abogado y el procurador. Al ser parte de su equipo, estos profesionales ya estarán al día de tu caso, por lo que su labor será mucho más eficiente. Y, en el caso de que ya dispongas de un abogado de confianza, siempre podrás hacer uso de él en vez de usar el que te asigne la empresa de recobro.

Precios asequibles para la reclamación de impagados

Los servicios que estas empresas nos ofrecen son de lo más útiles, a la vez que de lo más asequibles. Estas empresas suelen cobrar sus servicios una vez ya sea ha conseguido el pago de la factura pendiente, por lo que nunca deberemos desembolsar dinero que no hayamos cobrado antes. Si, por el contrario, la deuda se queda como impagada, no deberemos abonar nada por sus servicios. Esto también las hace ser de lo más competitivas, orientadas a la consecución de sus objetivos.

Gestión de las listas de morosos

Las empresas que se dedican a la reclamación de impagos también gestionan la inclusión de tus deudores a la lista de morosos. De este modo, tú debes despreocuparte de ello. Con ellos, tus clientes morosos entrarán en estas listas y, si quieren salir de ellas, deberán hablar en todo momento con la empresa que hayas contratado.

Del mismo modo, en el caso de que la deuda quede saldada, serán ellos también los que notificarán a empresas de listado de moroso que la deuda ha sido pagada y que, por ende, pueden eliminar este nombre de la lista. Tú no deberás hacer nada para ello, lo que también te ahorra mucho tiempo. Además, incluir a alguien en estas listas suele llevar un coste asociado, un coste al que tú no deberás hacer frente.

Las empresas que se dedican a la gestión de los impagados tienen una gran cantidad de ventajas a ofrecerte. De este modo, tú podrás dedicarte a lo más importante que es la gestión de tu negocio. Podrás estar tranquilo, pues ellos se ocuparán de seguir todos los pasos legales para hacer que tu cliente te pague la factura y, en la mayoría de los casos, de una forma simple y amigable.