Pedir un crédito o contratar algún tipo de producto o servicio puede ser de lo más complicado si aparecemos en una lista de morosos. Por ello, conocer cuáles son las más usadas, cómo hacer consultas y cómo salir de ellas es esencial si queremos evitar situaciones de lo más incómodas.  

¿Qué es una lista de morosos?

Una lista de morosos es un registro en el que cualquier empresa puede inscribir aquellas personas que no hayan satisfecho un determinado pago y que este supere los 50 €. Las entidades bancarias, financieras, prestamistas y empresas de suministros son los que más consultan estos listados, aunque estas consultas no se restringen solo a ellos.

Hay una gran cantidad de listas de morosos en las que se pueden incluir aquellas personas que incurran en impagos de facturas.

Tipos de listas de morosos: RAI, ASNEF y RIJ

Hay una gran cantidad de listas de morosos que pueden ser consultadas para conocer la situación crediticia de una persona o de una empresa. Sin embargo, hay 3 de ellas que destacan por la facilidad de uso y la gran cantidad de información que contienen: ASNEF, RAI y RIJ.

Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF): esta asociación agrupa a todas aquellas entidades financieras reguladas en España, las cuales están especializadas en la financiación al consumo mediante sistemas muy diversos.

Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI): es un fichero en el que se listan aquellas personas o entidades que hayan incumplido en sus obligaciones dinerarias.

Registro de Impagados Judiciales (RIJ): plataforma online diseñada por el Consejo General de la Abogacía. Esta plataforma permite optimizar las gestiones de reclamaciones de impagos, así como acceder a los datos de aquellas empresas o particulares que hayan incumplido con sus obligaciones. En el caso de continuar con el impago después de haber realizado las oportunas reclamaciones, los deudores serán incluidos en el Fichero de solvencia y crédito RIJ.

¿Cómo puedo saber si soy moroso?

Cada una de las plataformas y ficheros destinados a la inclusión de los morosos ofrece varias formas de consulta de datos. Pese a tener procesos diferentes, la información mínima que deberá proporcionarse será el nombre completo del interesado, la razón social, el DNI, CIF o NIF y una dirección de correo electrónico o postal en la que enviar la información solicitada.

ASNEF

Para acceder a la información del registro, los interesados deberán efectuar la petición a través de su página web si han recibido la carta de inclusión en el fichero con su correspondiente número de referencia. Si no se dispone de dicha carta, también se puede hacer la consulta mediante el correo electrónico o correo postal. Para ello, la petición deberá ser remitida a:

Servicio de Atención al Consumidor de Equifax

Apartado de correo 10.546

28080 Madrid

sac@equifax.es

RAI

Para consultar la información en el registro RAI, los interesados deberán hacerlo a telefónicamente al 902 103 406. Así mismo, también podrán enviar una solicitud de información al correo electrónico helpdesk@ficherorai.com o rellenar el formulario habilitado para ello desde su página web.

En ambos casos, la petición deberá contener la siguiente información:

  • Nombre completo de la persona o razón social de la empresa (DNI, NIF o CIF incluidos).
  • Dirección a la que se desea recibir la respuesta.
  • Si el interesado es extranjero, deberá aportar el certificado de ciudadano de la Unión, además de la fotocopia del pasaporte.

RIJ

En el caso del Registro de Impagados Judiciales, los interesados deberán acudir a su abogado para que presente la solicitud de información. Para ello, el abogado deberá darse de alta en el registro usando un certificado ACA, es decir, la firma que acredita su condición de abogado. Una vez se haya registrado, podrá acceder a todos los registros del fichero y consultar sobre empresas, autónomos y particulares.

¿Cómo puedo salir de una lista de morosos?

Hay una serie de pasos que empresas, autónomos y particulares deberán seguir si desean que se les elimine de un registro de morosos.

En primer lugar, los interesados deberán ponerse en contacto con la empresa u organización que les ha inscrito para acordar un nuevo plazo de pago y proceder a liquidar la deuda. Seguidamente, deberán remitir una solicitud de eliminación al fichero correspondiente adjuntando el comprobante de pago. Y, por último, deberán ponerse de nuevo en contacto con la empresa que les ha incluido, haciéndoles llegar el justificante de pago y una petición de eliminación de registro.

Si pasados tres meses desde la petición no se ha recibido respuesta alguna, es importante volver a hacer la consulta para saber si se ha procedido a cancelar el registro. De no ser así, aquellos inscritos deberán ponerse de nuevo en contacto con el registro para que este les indique el motivo por el que siguen listados en el registro y los pasos a seguir.

También puede darse el caso de que se incluya a alguien en dichos registros por error. En este caso, los interesados deberán ponerse en contacto con la organización que les haya listado para aclarar la situación. Si esta situación se debiera a una suplantación de identidad, será necesario presentar la denuncia pertinente y hacer llegar una copia tanto a la empresa como al registro para que se corrija esta situación.

Agencias de impago: evitar los registros de morosos

Las agencias de recobro en España, como Recobrarte, están especializadas en la gestión de los impagos, así como en los procedimientos a seguir para poder incluir a alguien en este listado, de acuerdo con lo establecido en la Ley de la Morosidad 3/2004, de 29 de diciembre. Dicha ley, no solamente establece los requisitos para ser incluido en uno de estos ficheros, sino que también establece los derechos de los deudores y acreedores, así como determina cuáles son las prácticas aceptables y cuáles no a la hora de realizar la reclamación de una deuda.