Dada la situación económica que se está viviendo en el país, la tasa de morosidad ha incrementado un 1% respeto al año anterior, lo que la ha llevado a situarse en el 4.2% y, lejos de disminuir, las previsiones son que siga en aumento. Ante esta situación, cada vez son más las empresas que deben enfrentar impagos en sus facturas, lo que se traduce en una falta de liquidez que afecta, indudablemente, a su crecimiento. Con miras a reducir estas situaciones, son varias las organizaciones de empresarios que animan a las empresas víctimas de los impagos a recurrir a los servicios de las agencias de gestión de impagados; con ellas, no solo se pueden recuperar muchas facturas, sino que también se puede acelerar el proceso de recobro. 

Herramientas para acelerar el proceso de recobro de los impagados

España es un país donde la ley es muy clara en cuanto a los impagos y a la forma de actuar ante ellos. De hecho, la Ley contra la Morosidad establece, claramente, cuáles son los derechos tanto de deudores como de acreedores, así como cuáles son los procedimientos a seguir para recuperar las facturas impagadas. Además, hay varias leyes y protocolos en proceso de ser aprobadas, las cuales también buscan minimizar estas situaciones: el Suministro Inmediato de Información con la Agencia Tributaria es uno de ellos. 

Así, por el momento, cualquier empresa que se encuentre en esta situación dispone de dos herramientas con las que hacer las pertinentes reclamaciones y acelerar el proceso de recobro: las listas de morosos y las agencias de recuperación de impagos. 

Listas de morosos: ¿cómo ayudan a recuperar deudas? 

Las empresas que quieran recuperar sus facturas impagadas tienen varias listas de morosos en las que pueden incluir a sus deudores, siendo la RAI y ASNEF las más usadas. Sin embargo, en la actualidad también existe el Registro de Impagos Judiciales, una plataforma en la que no solo se pueden listar a los morosos, sino que se puede consultar una gran cantidad de información.

Registro de Impagos Judiciales: ¿qué es y cómo funciona?

El Registro de Impagos Judiciales es una plataforma diseñada, precisamente, para acelerar los procesos de recobro. Para ello, no solamente incluye la información de aquellas personas o empresas con facturas pendientes de pago, sino que también se puede ver qué acciones judiciales ya se han llevado a cabo. Así, cualquiera empresa de recobro o abogado que inicie reclamaciones podrá saber, de antemano, qué acciones se han ya ejecutado y cuáles son los procedimientos alternativos que se pueden seguir para recuperar las facturas de sus clientes.

Cabe destacar que, dada la información que este registro incluye, este es solo accesible por profesionales del derecho. Por ello, cualquiera que quiera hacer uso de esta plataforma debe estar acreditado como abogado.

Agencias de gestión de impagos: simplicidad y optimización de recursos 

Contar con una agencia de gestión de impagos es fundamental para cualquier empresa que quiera iniciar reclamaciones de impagados. No solamente se ocuparán de todo el proceso, sino que lo harán siguiendo el protocolo establecido a este efecto. Asimismo, aplicarán el código de buenas prácticas; de esta forma, se mejoran las tasas de recuperación de impagos sin afectar extremadamente las relaciones comerciales ni la integridad de los deudores. 

Seguir el protocolo es esencial para que las reclamaciones se puedan considerar legales y el proceso pueda seguir su curso. De entre todas las acciones legales llevadas a cabo por estas empresas cabe destacar la inclusión de los deudores en los listados de morosos. Del mismo modo, también preparan toda la documentación necesaria para las correspondientes actuaciones judiciales. 

Recobrarte: asesoramiento y reclamación de impagos

Recobrarte es una de las empresas de gestión de impagos con la que cuentan las organizaciones con facturas impagadas. Son muchas las ventajas que ofrece esta agencia: la más destacada el asesoramiento que ofrece a sus clientes sobre la probabilidad de recuperar las facturas. 

Los especialistas de Recobrarte analizan a fondo la documentación relacionada con la deuda que aportan sus clientes. Del mismo modo, determinan la posibilidad de recuperar esta deuda o no.  Así, cuando la documentación no es correcta o bien se han iniciado procesos erróneos, sus abogados analizan las opciones y asesoran a sus clientes sobre la viabilidad del proceso. Además, informan sobre las opciones disponibles. 

Por otro lado, Recobrarte es una agencia que no cobra por sus servicios hasta que la deuda ha sido saldada; así, ofrecen la posibilidad a sus clientes de usar el líquido de la factura recuperada para abonar sus servicios. Con ello, las empresas no tienen necesidad de destinar más recursos económicos a ello. 

Recuperar las facturas impagadas es un proceso que debe llevarse a cabo por agencias especializadas; estas conocen bien los procesos de reclamación, así como las herramientas y protocolos destinados a ello. Recobrarte es una de estas agencias: destaca por las facilidades que ofrece a sus clientes y por sus elevadas tasas de recuperación de impagados