La falta de conocimiento financiera lleva a muchas personas a asumir deudas sin control: Préstamos de coches, hipoteca para una casa, financiaciones a plazo de tecnologías, tarjetas de crédito….Para cuando nos queremos dar cuenta entramos en un bucle del que no se puede salir.

La reunificación de deudas consiste en una operación financiera por la cual se obtiene un préstamo para pagar otros préstamos o créditos anteriores, agrupados en un solo pago mensual de menos cuantía. Su unifican todas las deudas en un solo préstamo hipotecario, lo cual representa una importante limitación de las cantidades de deuda admitidas. De tal forma que se obtiene un único préstamo a un tipo de interés menor, pero con un plazo de de amortización mayor.

A continuación se muestra toda la información necesaria para conocer en profundidad qué es la reunificación de deudas, cómo podemos hacer uso de este sistema financiero y qué entidades financieras nos ofrecen este servicio.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

Una agencia mediadora se encarga de analizar nuestras deudas para posteriormente negociar con las entidades bancarias unas condiciones de pago en términos de tipo de interés y de plazo de amortización.
Durante el proceso, se cancelan de manera anticipada todos los préstamos existentes y se formalizara la apertura de uno nuevo, personal o hipotecario.
Al final se pasa de tener varios préstamos con condiciones diferentes a uno solo, que suma todas las deudas pendientes, con un tipo de interés y plazo de amortización, que generalmente será más largo con el objetivo de reducir la cuota mensual total.
La reunificación de deudas tiene sentido cuando es una solución y no una huida hacia delante para ganar tiempo. Como ya hemos mencionado anteriormente, consolidar deudas hace que la deuda total aumente para pagar una cuota menor. Sí que se estará más cómodo todos los meses en el presente, pero a costa de futuro.

¿Qué ventajas tiene reunificar deudas?

La principal ventaja que tiene es la comodidad que ofrece tener todos los pagos unificados en una misma cuota menor. Este coste menos es consecuencia de un mayor alargamiento del plazo. No obstante, esto supone tener que pagar más intereses una vez se haya amortizado completamente el préstamo.
Es importante que el cliente cumpla con el nuevo método de pago que se le ofrece porque de esta forma el cliente podrá pagar su deuda de forma muy sencilla con unos pagos a los que podrá hacer frente. Es más, los plazos y cantidades de su nueva deuda estarán adaptados a la facturación que tenga el cliente mensualmente por lo que seguirá teniendo capital para realizar cualquier otro tipo de gestiones sean del tipo que sean.
Se recomienda que en el plazo que se devuelve esta deuda el cliente no solicite nuevos prestamos ni pagarés ya que corre el riesgo de quedarse sin liquidez.

Tipos de reunificación de deuda

Existen dos tipos de reunificación de deuda: con o sin hipoteca.

Con hipoteca: Este tipo de reunificación de cuotas, incluye la hipoteca en una sola. Permite alargar el plazo de la devolución hasta los 30 o 35 años. Es ofrecido por entidades bancarias y tiene intereses bastante competitivos. Su proceso de gestión y tramitación es lento. El lo referente al importe total de la hipoteca nueva, no podrá superar el 80% del valor del inmueble. Los pagos deberán estar al día y el banco cancela todos los préstamos y contrata una nueva hipoteca.

Sin hipoteca: Unifica todas las cuotas a excepción de la hipoteca. Ofrece un periodo de devolución de entre 10 y 20 años. La ofrecen entidades financieras no bancarias y a veces se pueden solicitar un avalista o una propiedad como garantía.

Reunificación de deuda con Asnef

El hecho de estar inscrito en ASNEF puede crear la incertidumbre de pensar que nunca más se podrá solicitar ningún tipo de financiación. El caso es que la mayoría de las entidades financieras y bancarias rechazan las solicitudes de las personas que están inscritas en un fichero de morosos.

Sin embargo, eso no quiere decir que lo se pueda lograr. Entidades financieras ayudan a sus clientes a obtener la financiación que se necesite aun estando en ASNEEF.

Estar en esta lista de morosos significa no haber pagado una deuda pendiente, en cuanto se obtiene la reunificación de deuda la entidad se encarga de pagar dicho pago en su totalidad y el cliente acaba debiendo el dinero a la entidad que le a ofrecido la reunificación. Por lo tanto desaparecería su nombre de la lista de ASNEF.

Reunificación de deudas con impagos

En el caso de que se tengan impagos, la reunificación también puede ser una opción. Los impagos tienen preferencia respecto al resto de las deudas que se puedan llegar a tener. Al solicitar la reunificación de la deuda a una entidad financiera o a una entidad bancaria se encargará de devolver el dinero a la empresa o entidad a la que se deba dicho impago. Esto incluye la multa por los retrasos. El cliente tendrá que devolver a la entidad que le ha concedido la reunificación el coste total de de devolución de dicho impago. A esto se sumará el resto de las deudas que pueda tener el cliente.

El impago acaba siendo una deuda más que tiene que solventar el cliente.

¿Qué opinan nuestros clientes sobre nuestro servicio?

Nuestros clientes valoran como excelente el servicio que les ofrecemos. Nuestros servicios son de los más competitivos del mercado, garantizando la mejor opción a cada cliente.

Analizamos todas las posibilidades de los clientes de forma que se acojan siempre a la mejor. Asesoramos a todas las empresas sin ningún compromiso.

¿Necesitas ayuda para reunificar tus deudas?

Ponte en contacto con nosotros y como siempre te explicaremos todas tus opciones. Reunificar deudas puede ser una opción pero existen otras que igual no conoces y te podemos comentar.